En 1969, Bob Thiele creó, después salir de Impulse!, el sello Flying Dutchman, casa para la que grabaron, entre otros, Gil Scott-Heron, Leon Thomas, Lonnie Liston Smith o Harold Alexander, autor en 1971 de "Sunshine Man", un discazo que conjuntó el jazz-funk que comenzaba a despuntar en aquella época con momentos más espirtuales propios de la improvisación. En aquella sesión de grabación se dieron cita Richard Davis (bajo), "Pretty" Purdie (batería), Neal Creque (teclados) y Richard Landrum (percusión) además del propio Alexander en la flauta y saxo soprano, para crear cosas como estas.

  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook