Roy Brooks es una de los grandes baterías de la historia del jazz como demuestra la gente de la que se ha rodeado a lo largo de su extensa carrera discográfica. Sonny Stitt, Yusef Lateef, Lee Morgan o Charles Mingus son sólo algunos de los nombres que se han dejado engatusar por las pujantes percusiones de Brooks. A pesar de haber sido un acompañante de lujo hasta su fallecimiento en 2005, este extraordinario músico grabó poco como líder, datando sus discos más redondos de comienzos de la década de los setenta. Fue en ese tiempo cuando grabó dos inmensísimos directos, "The Free Slave" (1970) y, sobre todo, "Ethnic Expressions" (1973), éste último reeditado hace apenas unos meses por el sello Jazzman. Se trata de un live fechado el 22 de noviembre de 1973 (justo en el décimo aniversario de la muerte de John F. Kennedy) en el Small's Paradise de Harlem. Para la ocasión, Roy Brooks formó un largo ensamble de músicos que desarrolló una mezcla de jazz libre, progresivo y espritual con motivos bluesies, groove, y afrocentristas bajo el nombre de Artistic Truth. Esta gran banda estaba compuesta por gran parte de los músicos que dominaban por aquellos tiempos la escena espiritual post-coltraniana, es decir, allí estaban presentes Olu Dara (trompeta y padre del rapper Nas, para quién no lo sepa aún), Cecil Bridgewater (trompeta y fliscornio), Hamiet Bluiett, Sonny Fortune y John Stubblefield (saxos, flautas y clarinetes bajos), Joe Bonner (piano), Hilton Ruiz (rhodes), Reggie Workman (bajo), Richard Landrum y Lawrence Williams (percusión africana) y el propio Roy Brooks en la batería y distintos artilugios de percusión. A esta larga formación hay que añadir al cantante Eddie Jefferson que participa en dos temas de los cinco que tiene un disco que abre con "M'Jumbe", una maravillosa conjugación de elementos free en su comienzo que posteriormente se tornan en bop y soul. Luego viene "The Last Prophet", un extraordinario compendio de elementos R&B y jazzísticos, con unos metales potentísimos y un Joe Bonner al piano tremendamente expresivo. A continuación entra en escena el mencionado Eddie Jefferson en "The Smart Set" y, sobre todo, "Eboness", con una base rítmica tejida entre Reggie Workman y el propio Brooks de esas que te dejan anclado en tu silla. En fin, que no tengo por menos que agradecer al sello Jazzman la reedición de tan inmensa obra. Los que disfrutamos del jazz de tintes espirituales teníamos un hueco en nuestra estantería reservado desde hacía tiempo para este disco. Ahora ya está tapado. Y queda bonito de verdad.

  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook